Memoria: amnesia anterógrada y amnesia retrógrada

¡Hola a todos!

La entrada de hoy ha sido propuesta por un lector del blog, que quiere aprender un poco más sobre la amnesia, sus causas, sintomatología, tratamiento, etc. ¡Manos a la obra!

¡Definiendo conceptos!

desvan-de-la-memoriaEl aprendizaje es la adquisición de nueva información o conocimientos. La memoria es la retención de la información aprendida. Aprendemos y recordamos muchas cosas distintas, pero es importante tener en cuenta que estas “cosas” puede que no sean procesadas y guardadas por las mismas estructuras neurales. No existe una sola estructura cerebral o mecanismo celular capaz de explicar todo el aprendizaje.

Es normal que en nuestra vida cotidiana olvidemos cosas. Sin embargo, determinadas enfermedades y lesiones encéfalicas puede provocar una pérdida grave de la memoria o de la capacidad para aprender, a esto le llamamos: Amnesia.

¿Qué lesiones pueden afectar a la memoria?

Conmociones cerebrales, accidentes cerebrovasculares, alcoholismo crónico, encefalitis, traumatismos craneoencefálicos…  Seguramente habréis visto alguna película en la que una persona sufre un accidente de coche con un fuerte impacto en la cabeza y al día siguiente se despierta sin saber quien es, donde está…

¿Diferencias entre amnesia retrógrada y amnesia anterógrada?

Después de un traumatismo cerebral, la pérdida de memoria se puede manifestar de dos formas distintas: amnesia retrógrada y amnesia anterógrada.

La amnesia retrógrada se caracteriza por una pérdida de memoria de los acontecimientos previos al traumatismo: se olvidan cosas que ya se sabían. En los casos graves puede haber una amnesia completa de toda la información declarativa aprendida antes del traumatismo, pero es más frecuente que la amnesia retrógrada siga un patrón en el que se olviden los acontecimientos de meses o años previos al traumatismo, pero que la memoria sea bastante más potente para recuerdos más antiguos.

La amnesia anterógrada es una incapacidad para formar nuevos recuerdos tras un traumatismo cerebral. Si la amnesia anterógrada es grave, una persona puede llegar a ser absolutamente incapaz de aprender nada nuevo conscientemente. En los casos más leves el aprendizaje es más lento y requiere numerosas repiticiones. El caso que revolucióno la neurociencia sobre esta afectación fue el del paciente H.M. que podéis leer en: https://brainsandconcepts.wordpress.com/2015/09/29/henry-molaison-el-paciente-h-m/ También podéis leer el caso de Clive Wearing: https://brainsandconcepts.wordpress.com/2015/09/18/el-hombre-con-siete-segundos-de-memoria/

¡Pongámos ejemplos para entenderlo mejor!

Supongamos el caso de un hombre de 45 años que sufrió un traumatismo cerebral cuanto tenía 40. Si padece una amnesia retrógrada grave, será incapaz de recordar muchas cosas que sucedieron antes de sus 40 años. Si tiene una amensia anterógrada grave, no recordará nada desde que tenía 40 años hasta ahora.

Los problemas de memoria pueden trabajarse mediante rehabilitación cognitiva y utilización de estrategias. Hablaremos de ello en la próxima entrada.

“Somos nuestra memoria”

Anuncios

3 thoughts on “Memoria: amnesia anterógrada y amnesia retrógrada

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s